91 637 01 51 - 647 532 480 - 670 520 191

Que podemos hacer ante conductas impulsivas de nuestros hijos, así como ante la baja tolerancia a la frustración:

Primeramente mantener la calma, y actuar como modelos, verbalizando muy tranquilamente las consecuencias negativas que surgen cuando actuamos de forma impulsiva.

Explicarles que las cosas no se pueden tener en el momentos y que hay que saber esperar,

importante desde pequeños ayudarles a manejar y tolerar la frustración, y que aprendan a saber esperar y no obtener todo a la primera y de forma impulsiva.

Necesitan un espacio para el deseo.

Hacerles entender que no siempre se puede conseguir todo lo que se quiere.

insistimos en la importancia de la comunicación con los hijos, y explicarles a través de nuestra propia experiencia situaciones similares que nos hayan ocurrido  y  como abordarlas adecuadamente, sin ser impulsivos.