91 637 01 51 - 647 532 480 - 670 520 191

Las obsesiones son  ideas frecuentes y repetitivas que aparecen en contra de nuestra voluntad. A pesar que la persona las reconozca como absurdas o irracionales, originan un grado de malestar que interfiere en las actividades cotidianas. El grado de ansiedad procedente de estos pensamientos que se repiten disminuye a medida que la persona utiliza determinados comportamientos habituales, que a corto plazo sirven para aliviar de inmediato dicha ansiedad, sin embargo a medio y  largo plazo aumenta el malestar que  produce dicha  obsesión. Esto hace que cada vez sea mayor la necesidad de llevar acabo ese ritual incrementándose así más los miedos y temores.

En pacientes con anorexia, bulimia u otro tipo de trastorno de la conducta alimentaria es bastante frecuente la presencia de obsesiones. El familiar lo único que puede hacer para ayudar a bajar el nivel de obsesión, no es dialogar constantemente acerca de su obsesión y hacerle entender la irracionalidad de su obsesión,  sino por el contrario invitarle a salir de su mundo y realizar alguna actividad totalmente incompatible con el pensamiento, y que le genere la suficiente distracción para que poco a poco se vaya desvaneciendo.