Recientemente recibimos un correo de una madre desesperada porque su hija había sido ingresada para tratar anorexia nerviosa.

Intentando ayudarla como cualquier familiar afectado la madre descubre las paginas web conocidas como pro-ana y pro-mía, páginas que ponen en peligro la vida de estos chicos afectados o que empiezan a tener una preocupación excesiva por la imagen, son paginas que hacen apología de la anorexia y la bulimia.

Reflexiona la madre acerca de lo que siente cuando lee comentarios tipo “consejos para vomitar sin que tus padres se enteren” ….quejas por parte de esta madre por que no se persigan estas  paginas que contienen este tipo de información promoviendo la anorexia y la bulimia.

No se acaba de conseguir del todo que se retiren  de la red, y esta madre decide recoger firmas para realizar una petición dirigida al ministerio de justicia.

Debemos intentar entre todos poder acabar con esta información que circula a través de los medios de comunicación actualmente mas utilizados por estos jóvenes. Aquellos padres de hijas afectadas de anorexia o bulimia, o incluso no afectados pero si preocupados por su imagen de forma excesiva estar pendientes de que no se acceda a ellas, porque pueden llegar a hacer mucho daño en los jóvenes , y desencadenar o fomentar la sintomatología de un trastorno alimentario.

¿Consideras que desde el ministerio deberían hacer algún tipo de actuación?