91 637 01 51 - 647 532 480 - 670 520 191

 Cuando llegan las fechas señaladas de las Navidades hay muchas personas que realmente comienzan a pasarlo mal, aunque psicológicamente no existen fobias relacionadas con estas fechas, diferentes expertos hablan de  “depresión en Navidad”.

No existen en los manuales donde se clasifican las enfermedades mentales, ningún epígrafe en el cual se podría incluir “depresión navideña”, pero si aparecen una serie de síntomas como tristeza, sentimiento de soledad…

En muchas casos aparecen un sentimiento de ambivalencia entre lo que socialmente se impone que hay que sentir: alegría, amor, paz,  y lo que uno siente, como puede ser ánimo depresivo.

A esto también le añadimos que los mensajes de navidad aparecen familias unidas, gente que se quiere, que celebra con los amigos, y esto puede producir frustración y un considerable bajón anímico y estado de ánimo depresivo en aquellas personas que están solas o económicamente no pueden permitirse diferentes celebraciones. Luego si existe un rechazo por diferentes personas a todo aquello que implique eventos sociales, decoraciones navideñas…

La psicóloga Paloma Carrasco explica que a estas personas que sientes tristeza o depresión se las puede agrupar en tres perfiles psicológicos:

El Primero: aquellas personas que han perdido un ser querido y en estas fechas le echan más de menos, y aquellas personas que  durante estas fechas están solos o lejos de sus familias.

El segundo grupo: Aquellos que padecen fobia social o agorafobia, y durante  estas fechas tienen dificultades para integrarse en reuniones sociales o exponerse  espacios abiertos y multitudes, lo cual les lleva a evitar estos eventos y prefieren quedarse solos en casa, con el consiguiente estado de ánimo depresivo por ello.

Y por último el tercer grupo: que serían aquellos que se han convertido en  cascarrabias y huraños En el tercer perfil psicológico que lo pasa mal especialmente en estas fechas se encuentran aquellos que, para la psicóloga Paloma Carrasco, “se han convertido en cascarrabias y huraños, que quieren estar tranquilos y pasan las fiestas enfadados esperando que se acaben.

Para todos estos grupos los expertos recomiendan aprender a ver el lado positivo de las cosas, no lamentarse de un pasado que ya no se puede cambiar y apoyarse en las personas  que se tienen cerca, esto ayudaría a combatir el ánimo depresivo.

La Navidad es un momento más que pasamos en la vida, donde no tenemos que sentir felicidad por obligación, donde se aconseja trasformar la nostalgia y los malos recuerdos en fomentar los recuerdos buenos y centrarnos en aquello que tenemos.

¿Te incluyes en alguno de estos grupos? ¿consideras que hay personas que se deprimen en estas fiestas  y que deberían  hacer una reflexión al respecto?