91 637 01 51 - 647 532 480 - 670 520 191

Una investigación realizada en la Escuela Rollins de Salud Pública de Emory, en EE.UU., con 3,5 millones de niños, concluye que el desarrollo de casos de obesidad infantil se puede prever en esta etapa de la educación infantil. El estudio, que se publica en «The New England Journal of Medicine», nos concluye que aquellos niños que ya presentaban obesidad a esa edad, multiplican por cuatro sus probabilidades de ser obesos en los próximos años.

 El equipo coordinado por Solveig A. Cunningham hicieron un análisis de los niños que participaron en un estudio longitudinal de Primera Infancia del Kindergarten Class of 1998-1999 de EE.UU. 

Cunningham y su equipo centraron sus hallazgos en  la incidencia de la obesidad en los niños que presentaban sobrepeso y en aquellos donde  peso era normal al ingresar en la guardería.

Estos autores consideran que hoy día se sabe poco acerca de los nuevos casos de obesidad infantil. Analizar la incidencia a estas edades puede dar una idea de cuales son las edades más vulnerables y los grupos mayores de riesgo para desarrollar obesidad.

La obesidad y sobrepeso  se obtuvo a través  del índice de masa corporal de cada niño (IMC): peso normal se establece  por debajo de 85 de IMC; sobrepeso entre 85 y 95 de IMC y obesidad por encima de 95.

Obtuvieron unos resultados donde más del 12 por ciento de los niños eran obesos antes de entrar en la escuela infantil; la cifra era mayor al 14% en relación a los niños con sobrepeso. Los  dos grupos multiplicaban por 4 sus probabilidades de ser obesos a los 13-14 años.

¿Piensas que las habitos alimentarios en España son inadecuados en la edad infantil?