91 637 01 51 - 647 532 480 - 670 520 191

La ansiedad es un estado natural de defensa del organismo ante una situación de amenaza o de alarma. Nos estimula el sistema circulatorio, para que los músculos reaccionen, y podamos escapar o huir de un entorno peligroso. El problema viene cuando la situación percibida no es real, ni peligrosa, entonces entramos en un círculo vicioso, que nos genera miedo e indefensión, y nos predispone a sentir más ansiedad ante situaciones normales del día a día.

En este blog queremos comentar alguna claves, o pautas para evitar que la ansiedad nos controle o podamos aprender a manejarla.

Aprender a relajarse

·        Practicar diariamente técnicas de respiración diafragmática y relajación muscular, o alguna actividad tipo yoga, pilates, o meditación.

·        La constancia en la práctica hace que entrenemos esta habilidad y consigamos relajarnos del estrés de cada día.

Dormir bien

·        Intentar dormir entre 7-8 horas al día

·        No acostarse demasiado  tarde

·        Realizar actividades relajantes antes de irse a dormir

·        A la cama se va cuando ya se siente sueño

Practicar ejercicio regulado

·        El ejercicio es la manera más sana de canalizar la ansiedad

·        Anda 30 minutos al día puede ser suficiente, sube algún piso por las escaleras, incorpóralo a tus rutinas

·        No pensar en lo que cuesta sino en la sensación agradable que se siente después.

 Alimentación sana y equilibrada

·        Comidas ordenadas y equilibradas

·        Se puede comer de todo, solo que controlar la cantidad de algunos alimentos.

·        Someterse a dietas constantes provoca ansiedad

Disfrutar del tiempo libre

·        Los fines de semana y las vacaciones son para descansar y desconectar del trabajo

·        Tener alguna afición

 Evitar tomar estimulantes

·        No consumir drogas

·        Evite el té y café o cualquier otra bebida excitante a partir de medio día

Encontrar ambientes agradables

·        Evitar entornos de tensión y  estresantes

·        Procurar que el ambiente sea lo más relajante posible, sobre todo fuera del trabajo, para compensar el estrés laboral.

Organizarse mejor

·        Planificar actividades con antelación, dejando algunos huecos para imprevisto, es aprender a ser más flexible

·         Es más fácil que seamos capaces de hacer más cosas y de forma más tranquila si están planificadas

Marcar prioridades

·        No se puede abarcar todo, el control de todas las cosas genera estrés, y frustración al no conseguirlo

·        Primero lo más importante

·        Aprender a delegar en los demás¸ y no hacerte responsable de toso

Afrontar las dificultades

·        Hacer frente a los problemas, no negar lo que nos hace daño. Después nos sentiremos satisfechos no tanto de conseguirlo sino de hacerlo intentado.

·        Crecemos como personas porque vamos afrontando pequeñas crisis que nos  hacen ir cambiando

 Tomar decisiones

·        Visualizar el problema, detallar las alternativas, valorar los aspectos positivos y negativos de cada una, y puntuar de 0-10 en rango de intensidad. Y la diferencia será la opción más lógica y reflexionada.

·        Lo que decidimos una vez se puede cambiar cuando otros datos aparecen que no contemplábamos antes. Si ya no se puede, no sentir culpa porque las variables han cambiado.

·        Pero no centrarse en la opción perdida sino en lo positivo de lo que hemos elegido.

No ser catastrofista

·        Todo puede ser relativo, los extremos generan más ansiedad

·        Lo peor que puede ocurrir es siempre muy poco probable

·        No anticiparse, no sirve de nada

Confrontar los miedos

·        La mayor parte de los miedos son irracionales

·        Exponerse es la mejor manera de superarlos, se va tolerando el malestar hasta que desaparece

No abrir más frentes

·        Cuando algo va mal, intentar no enredarse con otras cosas que nos van a complicar más

·        Problemas los justos, y no generar más

Cuidar las relaciones sociales

·        Somos “animales sociales”. Necesitamos relacionarnos, y formar parte de un grupo

·        Encontrar gente que sea afín a tus gustos e intereses.

Aprender a decir que no

·        Todos tenemos el derecho de poder expresar nuestra opinión

·        Decir no es hacer que nos respeten

Autorrefuerzo

·        Reconocerse los logros, felicitarse cada día por intentarlo

·        Premiarse cuando se consigan ciertos pequeños avances

 Pedir ayudar

·        No podemos controlarlo todo, y compartir nuestros problemas nos ayuda a salir de nuestra subjetividad

·        Pedir apoyo y ayuda no es una debilidad (amigos, familiares, profesionales …)

·        Lo importante es conseguirlo solo o con ayuda

 Cada uno nos podemos centrar en lo que más nos cuesta, e intentarlo, recordad que la ansiedad puede ser un gran aliado o el peor de nuestros enemigos, ¿qué os parece?